La originalidad en la obra pictórica de

Miguel Portillo López.


Pensar en cómo expresar en palabras la obra artística de un autor es difícil e inexacta, no necesita explicación porque la percepción de los trazos, las mezclas y temas es individual a la par que diferente en cada ocasión, porque cada vez que nos recreamos con esa visión sentimos cosas distintas con los mismos rasgos, nos dejamos seducir por como nos encontramos en ese instante. Hablar de la obra de un valioso pintor como Miguel Portillo Lopez es sencillo porque el conocer a la persona ayuda a entender su universo plástico centrado en el arte por el arte en toda su libertad que nos induce a descubrir todo el sentimiento de la obra.

Al contemplar sus obras nos llama la atención la originalidad y el diseño que marca con un sello propio cada uno de sus cuadros. La creación de Miguel nos hace reflexionar sobre el mundo que nos rodea, que no critica ni cambia, simplemente nos lo deja ver como un cronista de su tiempo para que seamos nosotros/as los que al verlo opinemos y seamos parte activa del problema y de la solución. La belleza, la estética, el diseño y la poesía se funden creando un estilo propio y característico de un creativo plástico constante e inquieto que se ha dejado seducir por la humanidad, representada casi siempre en forma de mujer. Utiliza símbolos claramente identificables con nuestra sociedad mezclando varios lenguajes que nos hablan de forma amable y atrayente hasta hacernos sentir y pensar. Aunque la figuración está presente la abstracción se va apoderando más de unos trazos que van seduciendo al espectador.


Esther Sánchez Martos (Escritora)


Conóceme

Currículum

Galería

Opiniones sobre mi obra

Contacta

 
copyright © 2008