ETAPAS

Conóceme

Currículum

Galería

Opiniones sobre mi obra

Etapas

Contacta

 

SU OBRA


Artista de los colores original y rompedor que se sumerge en la búsqueda de algo nuevo, en la mezcolanza de lenguajes para dotar de singularidad cada una de sus obras en las que encontramos desleídas la belleza, la estética, el diseño y la poesía para no sólo disfrutar sino también hacernos sentir.

Se centra en el arte por el arte en toda su libertad, en descubrir la sustancia, el cosmos, la humanidad, la poesía en los silencios del cuadro. De igual forma que el escritor usa la palabra para contar una historia, Miguel usa su pincel para contar pensamientos, asume un papel de narrador y representa en cada uno de sus cuadros relatos, reflejos de la sociedad y del entorno que nos envuelve para hacer partícipe al espectador, para despertar sensaciones que les haga pensar hasta convertirlo en parte activa del problema y la solución. Aunque en su última creación abandona esa narración, el color es la clave principal y no el significado.

El autor se encuentra en soledad, solo ante un lienzo en blanco, quiere ver más allá, pero necesita gente a su alrededor para vibrar y cambiar. Una mirada a través de su obra nos muestra que el artista evoluciona como la sociedad a través de los tiempos. Esta exposición presenta esa metamorfosis paso a paso reflejo de vidas diferentes en cada etapa.

ETAPAS


Etapa realista




Abarca principalmente a sus años de formación, normalmente se empieza copiando para terminar creando. Naturalezas muertas, paisajes y retratos es lo que podemos encontrar en sus primeros años. Poco a poco se deja seducir por la materia, por la experimentación y la búsqueda de nuevos caminos de expresión. Sus trabajos de ilustración y diseño le van conduciendo hacia su siguiente etapa. Estas dos etapas se entrelazan, no hay una fecha divisoria puesto que mientras indaga en una continúa perfeccionándose en la otra.


La Mirada Gris




La búsqueda de diseño en sus cuadros hace que desplace el eje principal de la obra hacia distintos puntos, creando silencios dentro de la misma. Preocupado por un uso trabajado de su paleta usa una gama cromática plasmada de grises y tonos apastelados simulando veladuras y transparencias que hacen que la mirada del espectador sea relajada y transmitan sensación de tranquilidad.

Figuras sin identidad plasmadas sobre tramas de materia que se funden en la naturaleza, siluetas rellenas de ella, nos indican el camino hacia un viaje lleno de sueños influenciados por el reflejo de la sociedad, por la preocupación de la destrucción del entorno, por el sujeto y su futuro. Su paleta sigue siendo suave al igual que la inclusión de la materia que poco a poco se va abriendo paso atrayendo al creador al igual que el color que se va encaminando a tonos más fuertes.


Visones



El mundo, el tiempo y el paso del mismo, lo profundo del ser humano, la mujer y su reflejo en la sociedad, la hipocresía de la humanidad siguen formando parte de la narrativa de su pintura. Contemplado todo desde una mirada plausiva del espectador reflejada en diversos ojos que ven las diferentes visiones del mundo.

La explosión de la materia es el rasgo común de su obra en esta etapa, a la vez que el diseño que incorpora en el soporte que deja de ser una superficie plana para unas veces ser cóncavo, otras convexo, superficies agujereadas y superpuestas creando un conjunto fascinante que deja atrás la timidez del artista. Esta etapa es sin duda donde encontramos al autor con una madurez creativa en todo su esplendor.


En el universo



Aunque aparentemente se podría decir que nos encontramos en su etapa más abstracta, nos equivocamos, es sin duda, una vuelta al realismo puesto que esas manchas de color reflejan explosiones de energía que encontramos al atravesar la atmósfera.

Su indagación sobre la materia le conduce a plasmar la sustancia en su origen. Si estudiamos con un microscopio de gran aumento algo que parece sólido descubrimos que es una masa de energía vibratoria. Todo es en esencia energía, si partimos del átomo, las moléculas, las células, los órganos, los sistemas de nuestro cuerpo, las personas, nuestra galaxia, el universo… todo es energía, somos energía que ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma.

Tempestad del universo, explosiones de energía y color, círculos y esferas, fusiones y conexiones entre materias y pigmentos, impresión visual que hacen que el cuadro pierda su esencia ante el esplendor del color y la limpieza del mismo que demuestran que es un maestro del mismo.

La grandeza del universo ha explotado en su mente y esa explosión es el reflejo de lo que había dentro de él, su mente evoluciona y con ella su obra, la soledad se sumerge en su mundo y crea la liberación del cuadro a través de la luz, de espacios abiertos en la amplitud del lienzo, crea con los claros huecos al abismo, destellos que unas veces te alejan y otras te acercan. Renacido el artista se ha revelado y plasma el universo a través de su mirada, unas veces con tranquilidad y otras con agresividad, nos muestra cuadros en los que se ve mucho en poco tiempo, tiempo que se requiere para el disfrute de una obra visionada desde la Tierra, aunque se plasma la lejanía del universo vemos zonas y sensaciones de ella misma.

copyright © 2014